Feature Story

Un preciado litoral: construir resiliencia en Túnez

June 2, 2017

Con el apoyo financiero del Fondo Especial para el Cambio Climático del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, un proyecto del PNUD está complementando esfuerzos realizados anteriormente y trabajando para promover estrategias, tecnologías, y opciones de financiamiento para la adaptación al cambio climático.
Con el apoyo financiero del Fondo Especial para el Cambio Climático del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, un proyecto del PNUD está complementando esfuerzos realizados anteriormente y trabajando para promover estrategias, tecnologías, y opciones de financiamiento para la adaptación al cambio climático.

“Hace 20 años, en otoño hacía frío y pescábamos pulpo. Ahora, el clima ha cambiado y no hemos podido pescar. No sabemos qué hacer, pero necesitamos soluciones concretas para vivir en mejores condiciones.” – Jamal Zayoud, pescador, Djerba

Djerba y la mayoría del litoral de Túnez enfrentan un nivel de presión ambiental sin precedentes debido al cambio climático, que se agrava por el hecho de que las actividades humanas y las economías locales dependen en especial de los ecosistemas costeros.

El aumento del nivel del mar ya se hace sentir en las zonas costeras bajas de Túnez, lugar que alberga a más del 60% de los habitantes del país y sobre el 80% de la actividad económica. El aumento del nivel del mar está dañando las formaciones acuíferas del litoral y otras reservas de agua subterránea, lo que afecta la agricultura y tiene graves consecuencias para la economía y el desarrollo nacional.

“Hoy somos testigos de la erosión de la costa oeste y de la desaparición gradual de la playa de barrera. Estamos conscientes de los riesgos, pero ¿qué medios tenemos para actuar además de participar en manifestaciones y campañas de sensibilización? Lo que necesitamos es un objetivo estratégico para el futuro, un objetivo que contemple el desarrollo sostenible”. – Jebril Mustapha, teniente alcalde de Ghar El Melh, Bizerte

Es necesario crear estrategias de adaptación innovadoras para abordar de forma proactiva los riesgos que plantea el cambio climático a las comunidades y sectores socioeconómicos clave en las zonas costeras más vulnerables de Túnez.

Con el apoyo financiero del Fondo Especial para el Cambio Climático perteneciente al Fondo para el Medio Ambiente Mundial, el Ministerio de Asuntos Locales y Medio Ambiente y la Agencia para la Protección y el Desarrollo de las Costas implementan un proyecto orientado a abordar las vulnerabilidades y los riesgos frente al cambio climático en las zonas costeras vulnerables de Túnez.

La región costera constituye la columna vertebral de la economía tunecina, pues en ella se desarrolla una importante actividad agrícola, la industria y allí se encuentran los puertos que dan acceso a los mercados externos. Se la considera también una importante reserva de agua para todo el país, con acuíferos costeros que representan más del 50% de los recursos de aguas subterráneas poco profundas. Es por ello que el gobierno de Túnez ha establecido el aumento del nivel del mar y el desarrollo costero como una de las máximas prioridades para las medidas de adaptación.

La palmera es conocida como “el árbol del pescador”; este pescador está cargando palmeras en su barco para el mantenimiento de su pesquería.

El proyecto adopta un enfoque centrado en tres aspectos para construir resiliencia a largo plazo de las zonas costeras.

En primer lugar, a medida que aumenta el turismo y se construyen nuevos balnearios, el proyecto vela por que se disponga de buena información para regir el uso de las tierras costeras y los requisitos para manejar los riesgos climáticos, con atención especial a los lugares donde se puede edificar y de qué manera hacerlo.

Las iniciativas de desarrollo turístico también significan inversiones en infraestructura y sectores hídricos, pero estos deben considerar los riesgos imperantes y los riesgos anticipados referidos al cambio climático.

En segundo lugar, el proyecto proporciona inversiones directas para la defensa costera resiliente al cambio climático. A través de la recolección de datos, es posible analizar el uso del suelo costero y determinar las prioridades futuras, la geomorfología del litoral y los efectos del aumento del nivel del mar.

El proyecto ha ayudado a crear herramientas para mejorar la definición de los riesgos en las zonas costeras, lo que a su vez mejora las evaluaciones financieras y la planificación de la resiliencia a largo plazo.

Los datos fiables también ayudan a demostrar la relación costo-beneficio de ciertas medidas de adaptación como la estabilización de dunas, la conservación de las aguas subterráneas, la restauración de los humedales o el uso de tierras vulnerables como reservas naturales (en lugar de invertir en respuestas estructurales más costosas).

En tercer lugar, el proyecto presenta instrumentos económicos y financieros, como impuestos y mecanismos de seguro tanto para movilizar recursos internos para la defensa de las costas e inversiones en adaptación, como para regular el desarrollo en regiones costeras de gran susceptibilidad y exposición.

Al fortalecer e implementar la adaptación al cambio climático y la reducción de riesgos de desastres en el ámbito local y nacional, el proyecto busca erigir una nación más resiliente al cambio climático.

Artículo escrito por Andrea Egan, la agencia tunecina para la protección y planificación costera, y PNUD Túnez / Fotos: PNUD Túnez

Esta historia fue publicada originalmente por el PNUD. Léala en inglés aquí